LA VERDAD DE RAJOY

Imagen

Querían alguien distinto, alguien con agallas, un trilero del lenguaje capaz de jugar con las palabras hasta el paroxismo . Como están las cosas no se podían permitir otro “Cospedal”.

Y me ha tocado a mí;  tengo que escribir el discurso de Rajoy del 1 de agosto, y lo peor, las respuestas a las  probables  insidias de la oposición.

Me ha tocado escribir la verdad de Rajoy.

No sé si encargar un gramo ( o dos) de cocaína o una caja de tranxilium. En esas estoy, entre la necesidad de estímulos y la imprescindible laxitud que demanda un proyecto de estas características; un discurso de tiempo ilimitado en el que mi objetivo será driblar el nombre de Bárcenas y sus consecuencias.

Es difícil escribir algo para explicar lo que no puedes mencionar. Muy difícil. Finalmente he optado por ser creativo, ya ven. Aquí les dejo una lista de temas que, creo, pueden desviar la atención de la audiencia y acaparar la repercusión mediática, a ver qué les parecen:

  • El calor. Rajoy comparece el 1 de agosto, con millones de personas en la carretera; no todas con aire acondicionado pero sí con radio. Él cree que es una ventaja pero solo pensar que sus palabras las pueden escuchar en un atasco en Despeñaperros varias generaciones incrustadas en un utililitario me desespera.  Rajoy empezará mencionando la temperatura que hace en Madrid en ese momento y explicará lo que le ha costado ponerse un traje (probablemente regalado) para dar explicaciones ante un país de desagradecidos. Si suda mejor. No hay nada como las secreciones naturales para despertar la empatía de los seres vivos.
  • Su sexualidad. Tantas veces cuestionada, la sola mención de un tema tan alejado del debate político puede entretener mil veces más que los problemas con un tesorero. Hablará de sus devaneos como “trotona de Pontevedra” (incluidos detalles morbosos) y de cómo Viri le descubrió los valores de la “familia”. Es un relato mucho más caliente que el de su “niña” y que refleja la capacidad que todos tenemos para reinventarnos.  “Yo también he sufrido crisis y la he superado”, a ver quién le dice ná.
  • Dios. Sí, suena fuerte, pero es de esos temas que sobre un atril acojonan. No podemos desaprovechar la oportunidad de convertir el discurso en un sermón y de presentar a Bárcenas (Uy, se me ha escapao…) como ese diablo generador de tentaciones que Dios pone en nuestras vidas para probarnos. Sin resultado claro, que bien lo reflejan los sms publicados.
  • El paro. Aparte de mencionar los nuevos datos que marcan el cambio de tendencia económica del país, he pensado presentar a Mariano como un símbolo de los parados. Acusar a todos esos que piden su dimisión de querer añadir uno más a la estadística. Y no un parado cualquiera, el parado de todos los parados: el presidente del gobierno.
  • Mario Vaquerizo. Ya, no tiene mucho que ver pero, inexplicablemente, tiene muchos seguidores y es amigo de Carmen Lomana. Su legendaria estulticia me viene que ni al pelo como metáfora para relatar lo que un tonto puede conseguir, ya sea en la tele o en la gestión de un país. Después de mencionar a Mario a ver quién se acuerda del tesorero ¿No les parece?

En fin, que en ello estoy, si tienen más ideas en esta línea no duden en comunicármelas. Si cuela cuela y si no a mí, como al resto de los españoles, me da igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s